mago, truhan, sonrisa pícara

Malas lenguas….

Malas lenguas

Cuentan las malas lenguas…que de malas lenguas tienen poco, que las noches de luna nueva aparece un mago, que más que mago es truhán, viste sonrisa de pirata y chistera de viajero.

 

 

Con el chasquido de sus dedos aparece y desaparece de tu lado, hay que tener cuidado con él porque es burlón y sus bromas no siempre son bromas….

 

 

Tiene un bastón de tiempo inmemorial, regalo de La Madre de todas las Madres, la primera de todas las reinas de África. Cuenta la leyenda, que la cabeza del bastón es la cabeza transformada en ébano de un enemigo de aquella reina que quiso acallar a los que creía más débiles ….pero no pudo con Ella.

 

mago, truhan, sonrisa pícara

 

Ese bastón no tiene dueño, quien lo posee ha firmado un compromiso de sangre con él, tiene vida propia, una magia antigua que solo puede usarse en contadas ocasiones.  Nuestro mago lo sabe bien porque cada vez que lo usa pierde un año de vida, pero él no tiene miedo porque con cada sonrisa sincera que roba, se aleja una hora de su muerte.

 

 

Nuestro mago se esconde en las sombras, observándonos en el tiempo, las malas lenguas dicen que no tiene corazón porque no tiene reparos en dar pequeños sustos a aquellos que se lo merecen, pero sí tiene corazón, le pertenece a su Musa, una mujer fuerte, dura en el exterior pero con un corazón dulce y tierno.

 

 

Ella tiene una mirada profunda, directa, rebelde, y ha sido capaz de lo que nadie ha conseguido, encandilar y enamorar a nuestro mago burlón quien cuenta las horas para pasar la eternidad con ella.

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.