fotografia familia palencia burgos

Familia

La vida transcurre tan deprisa que apenas nos damos cuenta de lo rápido que crecen nuestros peques, mi pequeña Lucía a la que llamo mi pequeña inspiración ya tiene 6 años y Darío ya va camino de cumplir los 3. Aunque parezca un tópico no me he dado casi cuenta de lo rápido que ha ido todo, cómo cambian y crecen día a día.

Al menos tengo todas las fotos y vídeos que les he ido haciendo todo este tiempo, a veces se me quedan mirando aburridos de tanta foto como les hago y se enfadan conmigo, pero cuando sean mayores sé que a ellos les gustará verse y se reirán mucho de las caras que me ponían, pero también sé que a Sergio y a mi nos emocionará ver todas esas fotos y nos llevará de nuevo a esos momentos.

La mayoría de los reportajes que hago son familiares, tengo familias a los que les hago un reportaje cada año porque me dicen que es el mejor regalo que van a dejar a sus hijos y otras familias vienen porque van a celebrar algún acto importante en la vida de alguno de ellos como puede ser algún cumpleaños, la graduación, la Primera Comunión…y quieren que documente esa vivencia.

Siempre digo que mirar a una cámara impone mucho y cuando hacemos un reportaje no es obligatorio mirar al objetivo ni sonreir. Vamos a ir despacio, sin prisa, buscando esa mirada que tú tan bien conoces a los tuyos, vamos a convertirnos en cómplices y protagonistas de ese momento.
La sesión la haremos bien en el estudio o en el exterior, pero si es recomendable llegar un poco antes de la cita para así evitar que las sesiones posteriores se puedan ver retrasadas. A mí me gusta trabajar despacio y dar el tiempo que cada persona necesita, no todo el mundo está acostumbrado a hacerse fotos e incluso nuestros enanos necesitan un rato para sentirse cómodos delante de la cámara.

Aunque la sonrisa de los niños es de las cosas más bonitas que hay en el mundo, no me gusta limitarme solo a eso. Lo que pretendo es que las fotos que hagamos transmitan lo que son ellos realmente, sus miradas, sus emociones…conseguir crear un recuerdo que les dure para toda la vida.
En el caso de la Primera Comunión, ese día los grandes protagonistas son los niños, así que es normal que tu peque se sienta nervioso, por lo que no es extraño que no desayune, no quiera comer, que haya dormido mal esa noche….por eso es bueno que lo tranquilices, que le digas que es normal sentirse así y que le recordemos entre todos lo guapísimo que está y lo bien que lo vamos a pasar.

¿CÓMO ENTREGO MI TRABAJO?

Todas las fotos las entrego en una memoria usb en dos formatos, en alta calidad para que podáis imprimir las fotos que queráis y en calidad web para que podáis usarlas en las redes sociales.

Acompaña al reportaje un álbum de alta calidad y un vídeo hecho con muchas de las fotos de ese día. También podéis imprimir las fotos en mi estudio en calidad Fine Art.

MÁS DETALLES

Toda la información respecto a vuestro reportaje es mejor que lo hablemos en persona en el estudio, allí dispondremos de todo el tiempo que necesitéis para resolver dudas, os daré toda la información respecto a los servicios que presto, las tarifas que tengo, consejos para hacer las fotos…etc.

Testimonios

Para nuestra hija Naia queríamos un reportaje de comunión diferente. En todo momento Vicky nos hizo sentir muy cómodos, como en familia y cuando nos entregó el trabajo éste supero todas nuestras expectativas ya que son fotos muy naturales y nos gusta mucho vernos en ellas. Además realizó muchas de las ideas que la propusimos.

Bego y Eduardo

Vicky ya hizo las fotos del bautizo de nuestra hija mayor Ángela y cuando nació Silvia ya teníamos claro que ella iba a ser de nuevo nuestra fotógrafa ya que nos gusta su disponibilidad, su delicadeza con los bebes y también su gusto a la hora de preparar las fotos y los álbumes. En los reportajes nunca mira el reloj, le dedica el tiempo necesario a cada uno de ellos para que todo salga perfecto. Su trato es familiar, cálido y consigue crear un ambiente muy agradable, sobre todo se agradece la comprensión que tiene cuando surge cualquier imprevisto que puede haber  cuando hay bebés de por medio.

Patricia

La decisión de elegir a Vicky como nuestra fotógrafa es porque la conozco desde hace muchos años y sé que la apasiona la fotografía y que por ello se toma en serio todo lo que hace. Cuando hicimos la sesión con nuestra hija Lua se adaptó a nuestra disponibilidad de tiempo, fue sin prisa, a nuestro ritmo y sin presiones de como “debíamos posar”. Ella nos decía que no se trataba de un reportaje sino de conseguir unos recuerdos para tener el resto de nuestra vida. El resultado final fue precioso, superó nuestras expectativas.

Javier

Ya hemos hecho varios reportajes a nuestros hijos con Vicky, y siempre consigue de ellos unas fotos originales y divertidas, algo que nosotros en casa jamás conseguimos. Además capta a la primera la idea que tenemos en mente para que las fotos que queremos hacerles salgan como habíamos imaginado. Consigue que todos salgamos relajados y que estemos deseando ver los resultados. Tiene una gran capacidad de improvisación y de adaptación a todos los sitios donde hemos hecho fotos.

Carmen y Rubén